¡Abrimos la agenda 2018!

Compártelo en Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Estamos felices de ocupar el mes de Enero de la Agenda del Disoñar. Para festejarlo os compartimos el texto que escribió Mariana González Roberts para contar nuestro proyecto. Lo acompaña la hermosísima ilustración creada por Juanjo Poyg para El Árbol Dúo, versionada por Paula Nalúa para la agenda.

¡Que lo disfrutéis!

img_20180113_0001

                  Agenda del Disoñar – Enero

La Casa Despierta ha sido saltarina y contagiosa desde antes de nacer.

Era un sueño-semilla en el corazón de Juanjo. Bailando entre palabras y con chispitas en los ojos se fue de visita al de Mariana. Ya de viaje le resultó fácil cruzar el puente al corazón de Jone durante cenas y desayunos interminables.

Convertida en un brote enamoró a Nuria con sus abrazoles derretidores de hielo.

Y, desde entonces, no ha parado de danzar en torno al fueguito que enciende cada proyecto-persona que se le cruza.

Tiene una risa tan contagiosa que calienta los ojos tristes. Y cuando llora ríos de gotitas encuentran cauce para regar huertos lejanos. A veces se enfada, y como todo en ella es intenso, la tormenta empuja barcas hasta orillas que no soñaban alcanzar. Otras veces habla como una sabia de las antiguas, y las vecinas del barrio comentan ¡esta niña se ha comido una vieja!

Es ex – céntrica, por sus chifladuras, pero también por alejarse de todos los centros para aprender las canciones de las periferias. Se lleva bien con peques, animales, inmigrantes, proyectos horizontales, mujeres, pueblos originarios de distintos territorios, personas mayores, adolescentes y la “gente rara”.

Le gusta contar historias y que se las cuenten. En ensayos, recogiendo la cesta ecológica, pintando mandalas o colándose en una terapia para escuchar. Adora los rituales. Hace números pero no se olvida de jugar. Está atenta al cactus del jardín a punto de florecer, sabe que esa belleza dura solo unas horas y no se la quiere perder. Festeja solsticios y fases de la luna. Se cuida cuando se siente frágil y abre sus puertas para sentir comunidad.

Cuando siente que no la entienden se preocupa y busca la manera de expresarse con claridad. Por eso tiene un Diario en el que cuenta quién es.

 

 

img_20180113_0001